5 propiedades fantásticas de la miel de abeja

Además de ser un alimento saludable y natural, la miel de abeja tiene propiedades que nos ayudan a llevar un estilo de vida más sano. A continuación te compartimos algunos de estos beneficios.

Como antiinflamatorio

La aplicación directa de la miel de abeja en músculos inflamados se ha utilizado como un potente antiinflamatorio, es decir, se le ha atribuido la propiedad de reducir hinchazones musculares. A su vez, esto alivia el dolor provocado por la misma inflamación.

Ayuda a aliviar los síntomas de la tos y el dolor de garganta

Al combinarse con otras sustancias como el jugo de lima o limón, la miel de abeja alivia el dolor de garganta, incluso en pequeñas dosis. Por las propiedades antibacterianas también podrían ayudar a combatir algunas infecciones de este tipo. 

Favorece la digestión

Al combinarse con otros productos naturales, como el jugo de limón o la canela, la miel puede favorecer la actividad del sistema digestivo. Esto quiere decir que ayuda a metabolizar los alimentos, previniendo o aliviando indigestiones estomacales.

Potente antioxidante

Los antioxidantes son sustancias naturales que impide la formación de óxidos, lo que a su vez frena la descomposición celular. En este sentido, el consumo periódico de miel de abeja puede ser un complemento dietético importante en la prevención de enfermedades cardíacas, del sistema inmune y de procesos inflamatorios.

Potencial antibacteriano

Debido a las inhibinas presentes en la miel, ésta tiene propiedades importantes como bactericida. Dichas propiedades se atribuyen también a la presencia de glucosa oxidasa. Por ejemplo, uno de los potenciales antibacterianos de la miel de abeja natural puede ser importante para el tratamiento de acné y para exfoliar la piel